21 enero 2011

El mantenimiento de una piscina en invierno

Completando nuestro anterior artículo, dedicado a los elementos básicos para el mantenimiento, esta semana nos vamos a centrar en el mantenimiento invernal de nuestra piscina. Es muy común que finalizada la temporada de baño nos "olvidemos" de la piscina, pero es, en este periodo del año, cuando no debemos bajar la guardia si queremos disfrutar en el verano de un agua en perfectas condiciones.

¿Qué pasa si no mantenemos correctamente nuestra piscina en invierno?

La cuestión es que llegado el invierno prima el pensamiento de apagar la piscina “porque así ahorraremos en electricidad y productos”. Esto es erróneo ya que, al final, conseguimos todo lo contrario: llegado el buen tiempo tendremos que...
  1. Vaciarla completamente.
  2. Limpiarla con máquina de agua a presión y producto desincrustante.
  3. Lechearla.
  4. Volverla a llenar con agua nueva.
  5. Sí no la vaciamos entera, solo parcialmente, tendremos que tratarla con cloración de choque, retirar toda la suciedad del interior de la piscina, tenerla filtrando 24 horas tras 24 horas hasta que nos clarifique el agua y regular de golpe el pH.
  6. Ver si el motor funciona y arreglarlo si fuera necesario al quedarse bloqueado de no usarse.
  7. En caso de que no retenga la suciedad la depuradora habrá que cambiar la arena del filtro.

Si no mantenemos correctamente nuestra piscina en invierno
al final tendremos una charca en nuestro jardín.

Por ello desde LA PISCINA EN CASA siempre recomendamos a nuestros clientes el no parar la filtración y aportar el correspondiente producto químico para que el agua no se pudra.

Al igual que en invierno no dejamos secar el jardín, o no dejamos de cortar el césped, o no dejamos de abonar las plantas, etc. la piscina, como elemento decorativo y de disfrute más de la casa, deberá requerir nuestra atención en invierno para una piscina perfecta todo el año y un entorno más agradable.

¿Qué pasos seguir? ahorra dinero y evita problemas

Es por eso que, con unos pocos cuidados, nos ahorraremos dinero y nos evitaremos problemas a la hora de volver a bañarnos en verano. Para ello seguiremos este mantenimiento en invierno:
  1. Rebajaremos las horas diarias de filtrado. Con tan sólo 2 ó 3 horas bastará, dependiendo del frío que haga en la zona de la piscina.
  2. También se deberá reducir el nivel de cloro en la piscina, ya que el agua fría es más difícil de corromper por microorganismos.
  3. Revisar el nivel de pH una vez al mes.
  4. Mantener el suelo de la piscina limpio de hojas y polvo pasando el limpiafondos cada dos semanas.

5 comentarios:

alespool dijo...

Este artículo está muy bien, hay que concienciar a tod@s l@s que tienen piscinas que deben conservar el agua en invierno.

Capcovers dijo...

El post esta muy bien,siempre hago mantenimiento durante el invierno del piscina, siempre contrato una empresa especializada.

Aqualica dijo...

Nosotros siempre aconsejamos a nuestros clientes que conserva y mantegna el agua en el invierno. Un saludo

Resinas Roda dijo...

Felicidades por el artículo.
Finalizada la temporada de baño, además del mantenimiento básico, aconsejamos a nuestros clientes iniciar los trabajos de reparación de la piscina (pintura degradada, pérdida de agua, cambio de revestimiento, etc.), para evitar, entre otras cosas, humedades indeseadas y su consiguiente perjuicio durante el invierno.

RMC dijo...

Muy buenos consejos, se agradecen mucho. Para evitar la suciedad y las partículas que entraban en el agua yo opté por instalar una cubierta para piscina. Hasta ahora no me puedo quejar, vale la pena la inversión.

Enhorabuena por el artículo.

Publicar un comentario