11 septiembre 2010

La ósmosis inversa: los filtros y cuándo cambiarlos

Seguimos en esta ocasión hablando de la ósmosis inversa y completando la información que ya os dimos en el anterior artículo. Los equipos de ósmosis inversa "normales" vienen equipados con tres tipos de filtros: el de sedimento, el de carbón activado y bloque de carbón. Ahora vamos a ver dos tipos de filtros "extra" que podemos añadir y que pueden ser convenientes según tipo de agua a filtrar. Éstos son el post-filtro remineralizador y la desinfección por rayos ultravioleta.

Post-filtro remineralizador
A la ósmosis inversa podemos instalarle un segundo post-filtro, que sería la sexta etapa, y se denomina post-filtro remineralizador. La misión de este filtro será eliminar el posible sabor residual que pudiera resultar del paso del agua por la membrana de ósmosis, regular el PH del agua de salida y mineralizar el agua y así conseguimos tener en nuestro grifo "agua mineral".

Desinfección por rayos ultravioleta
La desinfección de agua por radiación ultravioleta (U.V.) es un procedimiento físico, que no altera la composición química, ni el sabor ni el olor del agua. La seguridad de la desinfección U.V. está probada científicamente y constituye una alternativa segura, eficaz, económica y ecológica frente a otros métodos de desinfección del agua, como por ejemplo la cloración.

La radiación U.V. constituye una de las franjas del espectro electromagnético y posee mayor energía que la luz visible. La irradiación de los gérmenes presentes en el agua con rayos U.V. provoca una serie de daños en su molécula de ADN, que impiden la división celular y causan su muerte.

Tabla orientativa para el cambio de filtros
Filtro 6 meses 1 año 2 años
Sedimento - -
Carbón Activado - -
Bloque de Carbón - -
Membrana - -
Post-Carbón - -
Lámpara UV - -

En esta imagen podemos ver los tres filtros típicos de las máquinas de ósmosis inversas. En la zona superior están nuevos y en la inferior una vez han cubierto su vida útil y tienen que reemplazarse. Fíjate sobretodo en el color terroso del filtro de sedimento (el de la izquierda) que es donde más se aprecia, a simple vista, la cantidad de impurezas que ha filtrado del agua del grifo (y que de otro modo nos bebemos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada